Hace poco leía un artículo que describía a la mujer colombiana como “emprendedora, trabajadora y dinámica, con un alto sentido de responsabilidad y muy perseverante”. Esta afirmación representa a todo un país que durante más de 200 años ha luchado por disminuir las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres con el fin de construir una Colombia económica, social y ambientalmente sostenible.

En mi función como legisladora, soy consciente de que necesitamos generar espacios y oportunidades de desarrollo personal y comunitario para la mujer, garantizando la protección y el respeto a nuestras niñas y adolescentes.

Mi meta es mejorar las cifras que evidencian la difícil situación que viven algunas mujeres colombianas.

Pienso en aquellas que por diferentes situaciones hoy están privadas de su libertad, pero son mamás y merecen mantener un vínculo con sus hijos, en las valientes madres cabeza de familia, en aquellas que siguen en pie a pesar de haber sufrido algún maltrato, las que dan su tiempo y vida en las fuerzas militares, en las mujeres del campo que luchan por salir adelante.

Ustedes son mi mayor motivación para generar acciones que las dignifique, para desarrollar un marco legal que sea un impulso para sus sueños.

¡Feliz día mujer colombiana!

Leave a Reply