Acatando la medida nacional de Aislamiento Preventivo Obligatorio por medio del teletrabajo, he podido cumplir con las demás funciones constitucionales que me atañen como congresista, diferentes a la de sesionar: he analizado los decretos promulgados durante el Estado de Emergencia; le he expuesto al Gobierno Nacional las cosas que creo no van por buen camino; he trabajado con la comunidad por medio de videoconferencias, resolviendo inquietudes, informando las medidas nacionales, departamentales y distritales. A raíz de la situación que atraviesa el país, también he hecho llegar ayudas a poblaciones vulnerables; he donado mi salario para proveer ayudas alimentarias a más de 5.000 hogares, varios de ellos son de mujeres cabeza de familia.

Valoro la importante función del Control Político. He visto a mis colegas ejerciéndola desde la distancia a través de medios electrónicos, nuestra voz ha llegado a los Ministros y Directores de los diferentes órganos estatales. Respetando el marco constitucional en el Estado de Emergencia que le da al Ejecutivo 30 días para actuar en resolver la situación nacional de salud pública, nuestro Control Posterior será férreo. El Presidente y sus Ministros son conscientes que tienen los ojos del Congreso puestos sobre cada decisión tomada.

Analizando la problemática de salud pública y teniendo en cuenta que las sesiones de Plenaria implican congregar en un mismo recinto a más de 50 personas y que aún no se ha solucionado la legalidad de las sesiones virtuales; sé que junto con mis compañeros congresistas estaremos a la altura de restituir el tiempo no sesionado presencialmente, para así aligerar la agenda legislativa que requerirá la Nación después de esta contingencia.

Me ha sorprendido el espíritu solidario de cada colombiano, no tengan duda que seguiré haciendo mi parte dando la milla extra. Hoy los invito a que cada uno siga aportando, desde su area profesional, económicamente o con sus talentos.

Haz tu parte para que juntos salgamos de esta situación.

 

Leave a Reply